El mercado de Estados Unidos ofrece seguridad jurídica, rentabilidad y diversidad de precios

El mercado de Estados Unidos ofrece seguridad jurídica, rentabilidad y diversidad de precios

Venezuela es el tercer comprador de inmuebles en Florida

Los venezolanos han adquirido 7% de las viviendas vendidas a extranjeros durante 2011

ALEJANDRO HINDS
ahinds@el-nacional.com

La vinculación entre Venezuela y Florida, surgida con la bonanza petrolera de la década de los setenta, parece incrementarse cada año. En 2011 los venezolanos han comprado 7% de los inmuebles vendidos a extranjeros en Florida, según la Asociación Nacional de Corredores Inmobiliarios de Estados Unidos.

La participación de los venezolanos –que sólo es superada por canadienses y brasileños– se duplicó en comparación con el año pasado, cuando llegaba a 3%, dice Andrés Leiser, gerente de Constec Realty Services, firma especializada en asesorar a compradores de proyectos en preventa y propiedades de lujo.

Los datos de la Asociación Nacional de Corredores Inmobiliarios muestran que 56% de los venezolanos que han comprado inmuebles en Florida durante 2011 prefirió apartamentos, 32% casa, 6% optó por townhouses y 5% adquirió otro tipo de propiedad.

Las estadísticas también indican que 65% de los compradores venezolanos prefirió inmuebles situados dentro de las grandes urbes del estado, 20% eligió los suburbios, 8% pequeñas ciudades o áreas rurales y 7% adquirió en zonas turísticas.

En cuanto al uso que los connacionales declaran que darán a los inmuebles adquiridos en Florida, 34% dijo que lo utilizará para pasar las vacaciones con la familia, 27% indicó que lo alquilará y 24% aseguró que lo usará para ambos propósitos.

La mayoría (88%) pagó de contado, lo cual refleja un alto poder adquisitivo porque el precio promedio de los inmuebles vendidos estuvo en 258.300 dólares y 17% adquirió viviendas valoradas en más de 750.000 dólares.

Refugio seguro

La Ley de Regularización y Control de los Arrendamientos, que limita la posibilidad de alquilar y pechará las viviendas desocupadas con una contribución tributaria especial, prácticamente elimina una de las pocas opciones de inversión que quedaba en Venezuela: los inmuebles.

“Es una ley bien dura para el inversionista inmobiliario”, advierte Francisco España, director de Ferca Rentals. Ante la realidad de que cada vez hay menos opciones para invertir en el país y más regulaciones sobre la economía, los venezolanos miran hacia otros lugares en busca de alternativas.

España destaca que el mercado inmobiliario de Estados Unidos siempre ha sido atractivo para los inversionistas venezolanos –y latinoamericanos– que desean proteger su capital porque ofrece ventajas como seguridad jurídica, rentabilidad y diversidad de precios.

Agrega que ese mercado, a pesar de que fue el origen (con las llamadas hipotecas subprime) de la crisis que provocó una recesión global en 2009, empieza a mostrar señales de recuperación, sobre todo en algunas zonas donde los inventarios son bajos.

El informe de la Asociación Nacional de Corredores Inmobiliarios señala que el alto desempleo, la baja confianza del consumidor y el lento crecimiento económico han tenido consecuencias negativas en la adquisición de viviendas por parte de ciudadanos estadounidenses.

Pero añade que las ventas a compradores extranjeros repuntan porque hay otras motivaciones: valor relativo con respecto a otros países (por la debilidad del dólar), deseo de diversificar activos, oportunidades de alquiler, uso potencial para vacaciones y respeto al derecho de propiedad.

Concentrados en Miami

España dice que Florida es preferida por los inversionistas venezolanos porque ofrece precios más accesibles que otras ciudades de Estados Unidos (Nueva York, por ejemplo, es muy atractivo pero muy costoso) y por los vínculos culturales.

Leiser coincide en que la presencia de una comunidad latina numerosa hace que Florida, y especialmente la parte sur del estado, resulte atractiva para los venezolanos. Otro factor es la conectividad: hay nueve vuelos diarios desde Maiquetía hasta Miami y viceversa.

Las cifras de la Asociación Nacional de Corredores Inmobiliarios de Estados Unidos indican que 66% de los venezolanos que han comprado viviendas en Florida este año prefirió la zona de Miami, Fort Lauderdale y Miami Beach.

Leiser apunta que, aunque no hay estadísticas sobre las urbanizaciones, se sabe que Weston, Doral y Brickell han sido tradicionalmente las más populares entre los venezolanos. “Ahora se están expandiendo a otros destinos como Aventura, Coral Gables y Sunny Isles, pero en menor escala”, dice.

España asegura que las zonas más buscadas en Miami, no sólo por los venezolanos sino por todos los compradores, durante 2011 han sido Brickell con 30% de las transacciones, el área norte con 28%, Miami Beach con 20%, Coral Gables con 10% y Design District con 7%.

El hecho de que Brickell sea la preferida se refleja en el precio por metro cuadrado, que ha aumentado 11%: de 3.200 dólares en septiembre de 2010 a 3.550 dólares en el mismo mes de 2011. Los cánones de alquiler en la zona, además, se han incrementado más de 50%.

Leiser explica que, aunque los precios de los inmuebles en Florida mantienen cierta estabilidad después de la crisis, en algunas zonas suben porque la oferta es poca. “En Brickell se construyó hasta 2008 y desde entonces lo que se hizo fue absorber el inventario de apartamentos disponibles”.

En desarrollo

Las zonas como Brickell, agrega Leiser, son de las pocas donde están surgiendo nuevos proyectos. Uno de ellos es Brickell House, un edificio de 47 pisos que desarrolla Newgard Development Group con Cervera Real Estate y que promociona Ferca Rentals en Venezuela.

Jessica Juliao, ejecutiva de ventas de Cervera, estuvo en Venezuela la semana pasada para la presentación de Brickell House –que empezará a ser construido en julio de 2012 y será entregado en julio de 2014– y afirmó que el proyecto es de primera categoría.

“La arquitectura está a cargo de la firma Sieger Suarez, creadora del reconocido concepto ‘pisos a través de los que se puede ver’ y el diseño interior es de la firma Yabu Pushelberg, con 30 años de experiencia en la ambientación de tiendas, restaurantes y condominios”, dijo.

Juliao agregó que el lobby de Brickell House tendrá ocho metros de altura y un restaurante en cada esquina. El edificio también contará con gimnasio, piscina, spa, teatro, salón de fiesta para niños y áreas recreativas para adultos; además del primer estacionamiento robótico de Miami.

Los apartamentos son para todos los gustos y bolsillos, según Juliao. Hay 7 modelos, desde tipo estudio de 48 metros cuadrados hasta penthouse de 200 metros cuadrados. Y los precios van desde 160.000 dólares hasta 1,4 millones de dólares.

El plan de pago en preventa es 10% al momento de la reservación, 10% al firmar el contrato, 10% al comenzar la construcción, 20% cuando la obra llegue al piso en el que la persona compró y 20% al concluir el edificio. El 30% restante será al protocolizar la adquisición.

TOP